¿PORQUE SOY EDUCADORA?

 

   Limpiando un poco entre mis trebejos, encontré unas hojas que escribí hace algunos años, cuando en un intento de la supervisora escolar de la zona en donde trabajé mucho tiempo, por organizar un foro de discusión sobre nuestra práctica docente participé escribiendo sobre mi experiencia como maestra; recuperando así un poco de lo que escribí en aquella ocasión escribí nuevamente sobre el tema lo siguiente:

   Los niños son mi pasión, son seres con mucha luz, los cuales te enseñan cómo y para que vale la pena vivir. Quienes nos dedicamos a la difícil tarea de "educar" nos llevamos a casa, todos los días, sonrisas, llantos, un chichón en la cabeza, un susto, etc que nos regalan esos niños de ojos desafiantes, porque quieren aprender y hacer muchas cosas.

   Más allá de lo importante que es el mantenerse actualizada, saber a dónde quiero llegar con las actividades, leer las teorías que fundamentan mi trabajo, mantener planes y lista al corriente; descubrí que hago todo lo anterior por el placer eterno de convivir con los niños. Te quiero decir que de mis diez años de experiencia, éste es el primero que trabajo con pequeños, muy pequeños, pues mi grupo está conformado por niños cuyas edades oscilan entre los 2.9 años y los 4.11.  Es un grupo multigrado de los niños más chicos de la escuela. Yo que siempre había trabajado con el último grado de preescolar (niños de cinco años) me topo ahora con la dicha inigualable de mirar como día con día los niños aprenden, no sabes el gusto que me da el compartir con Samantha el logro de haber armado por sí sola un rompecabezas, percatarme de  como Laura tiene un gran talento como líder natural y que (mejor que yo) organiza a los más pequeños para llevar a cabo cualquier actividad, el susto inimaginable cuando Miguel al no ver a su mamá decide irse a su casa y se nos pierde por media hora (tanto a su mamá como a mi).

   Las sonrisas, el ¿hoy que vamos a hacer?, la preocupación por ver que unos padres no han valorado el gran tesoro que tienen como hijos ( y que muchas veces me miro reflejada en ellos), el café calientito que una mamá de un pequeño te regala en una tarde de frío, entre innumerables pequeños detalles, hacen que día a día le de respuesta a la pregunta que da título a este párrafo. Soy feliz siendo educadora y le doy gracias a Dios, por conducirme a ello; una tarde, entonces frustrante, cuando no pude inscribirme en la carrera de ciencias de la comunicación en la UNAM. 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿PORQUE SOY EDUCADORA?

  1. Alejandro dijo:

    No había leido esto y veo que lo escribiste hace mucho tiempo.
     
    A mi en lo particular me emocionaron mucho tus palabras… estan cargadas de sentimiento, de mucha pasión por lo que haces y eso se siente.. FELICIDADES!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s